Tam biêt Ho Chi Minh City!

Escribimos desde el avión camino a Hanoi. Estos 4 días en Saigón se nos han pasado volando, y no queríamos llegar a nuestro nuevo destino sin contaros un poco más sobre esta caótica ciudad, que fue en su momento la capital de la Cochinchina y posteriormente de la República de Vietnam.

image
No nos esperábamos que hiciera tanto calor, pero a pesar de ello hemos conocido bastante a fondo el centro de la ciudad. Desde casi cualquier calle se puede reconocer el alto edificio Bitexco (al que nosotras llamamos “Bicheco”) y que nos servía para orientarnos. Lo primero que nos encontramos fue el mercado de Bem Thanh, el típico mercado de barrio pero en versión asiática. Allí hay de todo, desde telas donde te fabrican un traje de calidad en poco tiempo, a comida que nunca habíamos visto antes. Eso sí, los olores han sido difíciles de asimilar, sobre todo para Mar.
Como buenas viajeras hemos visitado los edificios más famosos y emblemáticos, como el Palacio de la Reunificación, el edificio del Comité del Pueblo o el Teatro de la Ópera. Son algunas de las fachadas más bonitas y destacan sobre el resto porque rezuman un estilo de la época colonial francesa que contrasta con las calles tan caóticas. También nos sorprendió mucho la zona en la que se encuentra la Catedral de Notre Dame y la Oficina de Correos. La iglesia no es gran cosa pero no te esperas encontrarte una iglesia típica europea en medio de Vietnam.

image
Si en algo coincidimos es en que la Pagoda del Emperador Jade es lo que más nos ha gustado. Una pagoda es un templo taoísta al que los ciudadanos acuden para hacer ofrendas. Era todo muy colorido y lleno de gente rezando y ofreciendo incienso a las deidades. En la puerta, varios comerciantes vendían pajaritos, tortugas y peces que los fieles compran y “liberan” en los jardines y estanques de la pagoda.
Un poco más lejos de la ciudad, a unos 40 km del centro, visitamos los túneles de Cu Chi. En esta zona se extienden bajo tierra más de 250 km de túneles, construidos por el Vietcong durante la guerra entre Vietnam y Estados Unidos. Nos metimos en uno de esos pasadizos y fue una sensación muy claustrofóbica, también porque el grupito de ingleses que teníamos delante no paraba de hacerse selfies y no nos dejaban avanzar. Horroroso. La visita guiada es un poco turística, el bus se para en la típica tienda de recuerdos para ver si te apetece comprar algo (tourist trap), pero lo que te cuentan es interesante y por $5 por cabeza no está nada mal.

image
Y más o menos eso es todo. En breves os contaremos cómo es Hanoi, la escuela, los niños…
Hasta pronto,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s